Wednesday, January 03, 2007

Robo Legalizado






El día de hoy renuncio Robert Nardelli al puesto de CEO en Home Depot. Su reinado en la empresa puede calificarse como un fracaso total. Cuando llegó a la empresa en el año 2000, el valor de la acción de la misma se encontraba en los $43.75 dólares. El viernes pasado, cerró a $40.16. Por otra parte, las acciones de su principal competidor, Lowe's, subieron 173% en el mismo período.

¿A qué se debió esta catástrofe? Se pueden argumentar muchas razones, pero la principal es la soberbia de Nardelli. Digo, aún entre los CEOs, que no son un grupo de personas que se caractericen por su humildad, Nardelli era el campeón absoluto de la soberbia. De hecho, él nunca consideró que Home Depot estuviera a su altura ya que Nardelli siempre quiso y de hecho jamás perdonó a Jack Welch, por no haberle heredado el puesto de CEO en GE.

Su queja principal, en sus últimos días en Home Depot fue que a él lo juzgaron muy duramente mientras que a Jeff Immelt lo tratan con más consideración. Get a life!

Sin embargo, a pesar de que descarriló a la empresa, Nardelli recibió como compensación cientos de millones de dólares.

Al final del día, el reinado de Nardelli en Home Depot fue negativo: negativo para los empleados que tenían que soportar a un dictador, negativo para los accionistas que terminaron perdiendo dinero y hasta fueron insultados, y negativo para los clientes que vieron deteriorarse rápidamente la atención en las tiendas.

Por otra parte, no podemos dejar de reconocer que también hubo mejoras gracias a Nardelli. ¡Pero las mejoras fueron todas en Lowe's! Gracias a la incompetencia del Home Depot de Nardelli, Lowe's las ganó todas de todas en estos seis años. Los empleados, clientes pero sobre todo los accionistas de Lowe's están muy agradecidos con Nardelli.

Hoy, tan pronto se anunció la retirada de Nardelli, las acciones de Home Depot de inmediato subieron 2.7%, por lo que uno no puede dejar de preguntarse, ¿dónde estaría hoy Home Depot si no hubieran contratado a Nardelli?

Pero bueno, pudo haber sido peor, pudo haber sido mucho peor si Jack Welch le hubiera entregado la estafeta de GE a Nardelli y no a Immelt. Nardelli le reclamo airada y amargamente a Welch que no lo hubiera seleccionado. Hoy, sin lugar a dudas podemos concluir que tuvo razón Jack y por lo tanto se salvó GE aunque hubo que sacrificar a Home Depot.

Moraleja: no necesariamente todo lo que sale de GE es bueno.

Labels: , , , ,

2 Comments:

At 10:48 AM, Anonymous Anonymous said...

Vamos, algo bueno hizo Nardelli por la compañía: duplicó las ventas e hizo crecer las ganancias en un monto no despreciable. Considerando que entró a bordo en 2002, digamos que lo hizo en poco tiempo. Veremos qué tal le va al sucesor en estos dos aspectos, que dicho sea de paso, son difíciles de lograr para cualquier CEO.

Ahora, estoy de acuerdo en que su arrogancia y falta de tacto incluso para con los mismos accionistas, opacaron sus méritos y estaban perjudicando (diríamos sub-valuando) el precio de la acción.

Que esto último (el valor de la acción) sea más importante que lo primero (crecimiento en ventas y en utilidades), es más bien pensamiento de corto plazo. Disculpas a la Junta de Directores de Office Depot, pero no puedo resistir recordar como Apple corrió a Steve Jobs ya una vez, por juzgar al CEO con un pensamiento cortoplacista. Y luego, dolorosamente, tuvieron que reconocer su error, en el largo plazo.

Y vale, tampoco podemos decir que el buen Jobs sea un tipo muy humilde, con ego pequeñito...

Creería pues, que el caso de Nardelli debemos ponerlo en perspectiva de escala de grises, no tanto en blanco y negro.

 
At 12:01 PM, Blogger Luis Basurto said...

¡Hombre! Pues me has dado la idea de escribir un próximo blog sobre el catastrófico error estratégico que cometió Apple cuando despidió a Steve Jobs. Primero se quedó al mando John Sculley, luego pusieron a "el Diesel" y finalmente al que ha sido catalogado como el director más incompetente de la historia de la tecnología: Gil Amelio. En cuanto a Home Depot, ahora va a haber una batalla para des-hacer la principal estrategia de Nardelli: las ventas al mayoreo para constructores. Gracias por vuestros comentarios.

 

Post a Comment

<< Home